DÍA MUNDIAL DE LA DIABETES

14 DE NOVIEMBRE

Una detección temprana de la enfermedad reduce el riesgo de presentar las posibles complicaciones cardiovasculares, renales y oculares asociadas.
 
El 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, evento instaurado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación Internacional de la Diabetes (FID) con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre esta patología, cuya prevalencia ha aumentado de forma considerable en los últimos años. El lema elegido para esta edición de 2016 es “Ojo con la diabetes”, que pretende hacer hincapié en la importancia de un diagnostico precoz, para una instauración temprana de un tratamiento y la prevención de las complicaciones cardiovasculares, renales, oculares, neuropáticas o la amputación de extremidades, entre otras.

La diabetes consiste en un trastorno endocrino producido por un déficit de insulina, bien porque en el páncreas no sintetiza suficiente, o bien porque no funciona de forma adecuada en tejidos. Como consecuencia se produce un cuadro de hiperglucemia y la inapropiada utilización de la grasa corporal. La OMS estima que en el mundo hay 346 millones de personas con diabetes, cifra que, de no realizar actividades preventivas concretas, para 2030 se habrá más que duplicado.

La diabetes debe ser convenientemente tratada para evitar, en la medida de lo posible, las complicaciones asociadas a ella: retinopatía diabética, responsable de hasta el 30% de los casos de ceguera, insuficiencia renal, neuropatía y alteraciones cardiovasculares.

El farmacéutico tiene un papel clave a la hora de ofrecer a los pacientes información dietética, y de ayudarles en el control de la glucemia y en la optimización de los tratamientos. También pueden proporcionarles recomendaciones sobre cómo variar sus hábitos de vida hacia conductas cotidianas saludables.

Tu farmacéutico te recomienda:

- Si su médico le prescribió un medicamento, utilícelo. No lo modifique ni suprima por su cuenta.

- No tome medicamentos sin consultar con un médico o farmacéutico.

- La eficacia del tratamiento depende de los medicamentos, de su correcta utilización y de las características de cada paciente.

- Los objetivos a alcanzar deben ser establecidos entre usted y su médico. El farmacéutico colaborará con ambos para conseguirlos.

- Los controles periódicos (glucemia, HbA1..) indican si su tratamiento está siendo eficaz.

- Siga una alimentación adecuada, según las pautas de los profesionales sanitarios, y realice ejercicio físico.
 
 

 
© COLEGIO OFICIAL DE FARMACEÚTICOS DE CÓRDOBA | Avenida del Brillante, 31 · 14012 · Córdoba | Avisos legales y condiciones de privacidad | Diseña y desarrolla Xperimenta