Sólo hay que notificar los medicamentos antibióticos  veterinarios que se utilicen para animales de abasto.